Si, pero no tanto... La Gravedad del Amor. Marcelo Zamora, Escritos
ContemplarContemplar. Al contemplar recuperamos nuestra esencia perdida y volvemos a lo que somos, porque somos naturaleza...
La bellezaLa belleza. Serie temática sobre diferentes manifestaciones de la belleza
La vida se abre pasoLa vida se abre paso. Serie Temática. A pesar de todo lo que hacemos, la vida sigue avanzando...
EscritosEscritos. Escritos cortos de Marcelo Zamora

Series Temáticas » La Gravedad del Amor » Si, pero no tanto..

Si, pero no tanto..

Inspirado en esos tiempos que todos vivimos alguna vez de encuentros y desencuentros

Publicado: lunes, 18 de abril de 2016

Si, pero no tanto... Inspirado en esos tiempos que todos vivimos alguna vez de encuentros y desencuentros

En tu mirada ansiosa aunque no lo acepte está siempre el vórtice que se engulle todas mis certezas…


Si pero no, si pero no tanto, si pero no sé, si sólo pudieras ser libre una vez…


Si empiezo a acercarme te vas, si empiezo a alejarme me llamás… cuando la frustración me hace indiferente te desesperás… pero si logro notarlo, más te afana disimular una absurda frialdad…


No hay nada que pueda hacer. Sólo verte y que el sol vuelva a brillar, perder el juicio y fantasear con sólo sentir tu mano, tus demandas, tu volatilidad… Si te sueño el mundo puede que ya ni este…, y cada día, cada hora, cada momento… muero por uno solo de esos segundos donde hablando quien sabe sobre que, nos miramos tan profundo que siento que de allí no me fui jamás…


Como no voy a olvidar lo que me hayas dicho si sólo me interesa en tus ojos estar…


Si es cosa de Dios, sólo le pido misericordia a Él porque no quisiera que se me vaya un solo día más esperando un navío que tal vez jamás ha de llegar…


Si no es cosa de Dios, pido al tiempo que no sea tan cruel y me libere de estos ensueños absurdos que en la nada habrán de quedar…


Aún puedo contentarme con poderte ver, aunque sea así, en esta urgencia cruel que se va haciendo ansiedad y luego tristeza con el paso de los días de tu ausencia, y que termina en desasosiego al comprender lo feliz que se pone todo mi ser con solo volverte a ver…


A veces me siento rendido, me siento agobiado… cosas que nadie podría comprender… la rutina cargada en los pies… y aves del cielo vienen a socorrer mi pesar, y allí comprendo que….


Aún puedo contentarme y despertar mi alma como un chico… en esos momentos en que no logramos ya evitarnos más e inventamos cualquier cosa sobre la cuál conversar con el único fin que nuestras miradas se puedan amar todo lo que nuestros cuerpos y nuestras almas aún se niegan a aceptar, todo lo que nuestras razones aún no logran comprender…

 

Marcelo Zamora 9 de mayo de 2015

 

La pintura que ilustra este escrito es de la extraordinaria artista Danielle Richard.

« Así elegí ligar nuestras almas… | En mi mundo te estaba esperando »

Espacio patrocinado. ¿Cómo anunciar aquí?