Paseo con un ángel. Celeste. Marcelo Zamora, Escritos
ContemplarContemplar. Al contemplar recuperamos nuestra esencia perdida y volvemos a lo que somos, porque somos naturaleza...
La bellezaLa belleza. Serie temática sobre diferentes manifestaciones de la belleza
La vida se abre pasoLa vida se abre paso. Serie Temática. A pesar de todo lo que hacemos, la vida sigue avanzando...
EscritosEscritos. Escritos cortos de Marcelo Zamora

Series Temáticas » Celeste » Paseo con un ángel

Paseo con un ángel

Publicado: miércoles, 2 de febrero de 2011

Hoy un ángel visitó mis sueños... perfumó al universo mismo con simpleza, clarificó todos mis pensamientos, sensaciones y deseos...

Los ángeles vienen en nuestra ayuda, cuando el mundo se ha sumido en las tristeza, en el dolor, en la desazón... cuando las piernas desfallecen de hastío.. cuando los cielos no se dejan de atormentar... cuando las visiones parece que nos abandonan para ya nunca retornar...

Cuando creemos que el amor sólo es una vieja historia para niños, el Cielo envía sus mensajeros para mostrarnos el único, primero y último sentido de la existencia...  y bendita sea su increíble generosidad de elevarnos y envolvernos en ensueños que nos devuelven el latido del alma...

Hoy un ángel visitó mis sueños... y al sentirlos tan agonizantes y sombríos, fue su voluntad encender con sus flamas celestes  los más bello que aún pudiere soportar este corazón envejecido por el desencanto de los ripios andados y tropezados...

Su mirada celeste y luminosa... sus dorados trigales danzando al paso y la brisa... una conversación cuyo único sentido descansare en la conexión de los silencios que deseaban decir... sus acallados discursos de esperanza... distraídos... enredados en no poder dejar de ligar el todo y la nada en esa profundidad de las almas observándose una a otra sin pestañeos ni reparos... como si el mundo no existiese, como si nada mas fuere capaz de brillar más allá de esa luz irrepetible que cual completud pareciese unicidad dese el Cielo...

Hoy un ángel visitó mis sueños... vino a pedirme que la acompañe en su paseo... y toda la gracia del Cielo adornaban su velo... En mi ignorancia buscaría palabras... y todo lo que ella desearía sería un abrazo... un abrazo que me devolvería el alma al cuerpo...

Cual caminantes de la luna, los pasos se nos hicieran tan etéreos, graciosos, sin mochilas sin considerandos externos... con su blanca palidez mostrándome un nuevo mundo, un nuevo sueño... deleitando mis pies en el césped húmedo del amanecer, un nuevo día, todo se hace nuevo... espigadas nubes blancas,  araucarias resplandeciendo el ímpetu indómito de la vida... allí me quedaría por siempre...  con el calor propio de la ansiedad de los nuevos comienzos de universos que casi jamás los hombres logramos experimentar... un interminable camino hacia ese horizonte de los días de la buenaventura...

Saborear la belleza, terapia suficiente contra toda incredulidad... Bendito ángel que ha visitado mis sueños... agraciado mi ser por el contacto con tanta bondad, con tanta magnificencia, con tremenda energía capaz de licuar mis más sólidas rocas de vencida humanidad...

Hoy un ángel visitó mis sueños... y el mundo, el todo y la nada, se tiñeron de Celeste... el más puro celeste del Cielo.

« Beldad silente | Tarde Celeste... »

Espacio patrocinado. ¿Cómo anunciar aquí?