Forzar lo que naturalmente no se da, no va hacia ninguna parte. La Adversidad. Marcelo Zamora, Escritos
ContemplarContemplar. Al contemplar recuperamos nuestra esencia perdida y volvemos a lo que somos, porque somos naturaleza...
La bellezaLa belleza. Serie temática sobre diferentes manifestaciones de la belleza
La vida se abre pasoLa vida se abre paso. Serie Temática. A pesar de todo lo que hacemos, la vida sigue avanzando...
EscritosEscritos. Escritos cortos de Marcelo Zamora

Series Temáticas » La Adversidad » Forzar lo que naturalmente no se da, no va hacia ninguna parte

Forzar lo que naturalmente no se da, no va hacia ninguna parte

Nada peor que las cosas fingidas

Publicado: viernes, 12 de agosto de 2016

Forzar lo que naturalmente no se da, no va hacia ninguna parte. Nada peor que las cosas fingidas

Algunos amigos y amigas están teniendo este problema con personas que no comprenden y yo también suelo tenerlo...

Si estás padeciendo algo de esto, ya mismo, soltá amarras, YA! No tiene ningún sentido ni va a ningún lado el sacrificio que estés haciendo... el tiempo te dirá que estoy en lo cierto...

La vida es paciente, y se disfraza de ausente hasta que las circunstancias sean propicias... Y de ese hecho natural cuya sabiduría es producto de millones de años de evolución tal vez nos convenga aprender...

Un espíritu libre llama la atención pero no todas las personas están dispuestas a respetarlo o soportarlo...

Entonces te cruzás con los que quieren obligarte a que hagas lo que ellos desean que hagas... Pero si los consintieras dejarías de ser...
Te cruzás a los que se ofenden si no los hablas cuando ellos consideran que debés hacerlo. Pero si los consintieras dejarías de ser...
Te cruzás a los que pretenden determinarte con quien te podés juntar y con quien no y quienes pueden ser tus amigos y quienes no. Pero si los consintieras dejarías de ser...
Te cruzás a los que pretenden incluso que leas o veas algo y si no lo hacés te reprochan... Pero si los consintieras dejarías de ser...
Te cruzás a todo tipo de personas pero como sos libre no aceptás todo lo que te piden u ofrecen sino sólo lo que interesa.

Eso no te hace malo ni bueno ni a vos ni los DEMANDANTES.

Los demandantes creen que tenés obligación hacia ellos y vos crees que no tenés obligación con nadie y que lo que hacés lo hacés de corazón o no lo hacés...

Esto sólo habla de una forma de vivir, que no siempre es comprendida ni aceptada. Y me parece que es muy bueno cuando podemos decirle al otro de una u otra manera... no me interesa... porque nada peor que las cosas fingidas.

Por eso valoro sobremanera a las personas que no desean imponerme nada porque esas personas ME RESPETAN y no debo estar luchando en la pregunta de como resolver el conflicto entre ser yo y SER UNA COSA de aceptar su voluntad como si fuese un comando.

Algunas personas yo se que a veces se sienten ofuscadas con personas como yo, sepan que no es mala intención ni nada, sólo me alejo por instinto de TODO QUIEN pretenda forzar mi voluntad de manera alguna, y que la vida me cobró muy caro en algún momento resignar mi voluntad para salvar algo insalvable.

No juzgo a nadie y pretendo lo mismo hacia mi persona. Y he aprendido a ser paciente. Tarde o temprano quien hoy no comprende mañana lo hará y mi alma siempre está libre para aceptar a quien desee ser libre también.

Esta declaración sencilla y humilde parece poca cosa pero es muy importante porque a veces hay personas que no comprenden que la insistencia y el intentar forzar lo que naturalmente no se da, no va hacia ninguna parte.

Vivir con alegría y yendo por donde los caminos de la vida nos van encontrando es algo muy lindo como para abandonarlo y atarse a voluntades ajenas.

Ya bastante nos ata la economía, el gobierno, y todas las absurdas maldades de un mundo que parece que no quiere o no puede aprender a vvir en paz y libertad.

Marcelo Zamora, 12 de agosto de 2016

« Hay que despertar | El tiempo de la cosa »

Espacio patrocinado. ¿Cómo anunciar aquí?