Buscar y nunca aprender. La Adversidad. Marcelo Zamora, Escritos
ContemplarContemplar. Al contemplar recuperamos nuestra esencia perdida y volvemos a lo que somos, porque somos naturaleza...
La bellezaLa belleza. Serie temática sobre diferentes manifestaciones de la belleza
La vida se abre pasoLa vida se abre paso. Serie Temática. A pesar de todo lo que hacemos, la vida sigue avanzando...
EscritosEscritos. Escritos cortos de Marcelo Zamora

Series Temáticas » La Adversidad » Buscar y nunca aprender

Buscar y nunca aprender

Apurarse a dar la mejor versión de lo que alguna vez podríamos ser…

Publicado: miércoles, 9 de septiembre de 2015

Buscar y nunca aprender. Apurarse a dar la mejor versión de lo que alguna vez podríamos ser…

Buscar la verdad en toda circunstancia.

Oponerse a la injusticia a pesar de la propia comodidad.

Defender la tierra y sus criaturas frente a la codicia, la avaricia, la ignorancia y la crueldad de la civilización.

Contemplar la belleza de la Creación.

Admirarse frente al milagro de la vida e inclinarse a su servicio.

Aceptar la propia pequeñez y falibilidad.

Comprender que ahora mismo podría ser la última palabra, la última mirada por dar…

Y entonces apurarse... Si... A dar simplemente, la mejor versión de lo que alguna vez podríamos ser…

Buscar aunque el tiempo y los hechos nos refriegan en la cara un Dios pretendidamente  ausente.

Buscar aunque el tiempo y los hechos nos consuman lo poco que nos queda de vida y esperanzas para seguir adelante.

Buscar aunque el tiempo y los hechos nos empujen a un sentimiento de soledad brutal de la humanidad ante su propia miseria…

Buscar y nunca aprender los argumentos devastadores de la razón, porque buscar, me parece, que no se trata de pensamiento, ni siquiera de voluntad, y quizás sólo se trata de ilusión, de ensueño, de ansía…

Buscar y nunca aprender los argumentos derrotistas de la inmediatez, porque buscar no se trata de encontrar ahora mismo sino más bien, tal vez, del propio hecho de sostenerse en lo inhallable, soportando lo imposible para extender las aperturas de lo posible…

Buscar y nunca aprender a detenerse, no hay cielo al que se llegue sin cruces, ni horizontes que se alcancen desde un sofá, ni mucho menos, crecimientos que se gesten en la quietud.

Marcelo Zamora, 9 de septiembre de 2015

« Ya nos veremos otra vez | El tiempo de la cosa »

Espacio patrocinado. ¿Cómo anunciar aquí?