Así elegí ligar nuestras almas…. La Gravedad del Amor. Marcelo Zamora, Escritos
ContemplarContemplar. Al contemplar recuperamos nuestra esencia perdida y volvemos a lo que somos, porque somos naturaleza...
La bellezaLa belleza. Serie temática sobre diferentes manifestaciones de la belleza
La vida se abre pasoLa vida se abre paso. Serie Temática. A pesar de todo lo que hacemos, la vida sigue avanzando...
EscritosEscritos. Escritos cortos de Marcelo Zamora

Series Temáticas » La Gravedad del Amor » Así elegí ligar nuestras almas…

Así elegí ligar nuestras almas…

Eternamente

Publicado: domingo, 1 de noviembre de 2015

Así elegí ligar nuestras almas…. Eternamente

Disfrutando el placer de tu compañía. Degustando la belleza de tu sonrisa y sin pretender establecer propiedad alguna sobre tu soberanía. Elegí la cercanía permanente renunciando a todo cuanto sobrepasara esa línea para capturar la eternidad entre nosotros…

Es que de otra manera cabría la posibilidad de perderme alguna vez de tus palabras, de tus abrazos, de tus consuelos, de tu mirada siempre llena de luz para mi sombría alma.

Las paralelas nunca se cruzan, pero tampoco se alejan, y haber llegado a este lugar causó una placidez que la carne no podría jamás brindarme porque todo lo consume y se pierde tarde o temprano.

Así elegí ligar nuestras almas…

Dejando de lado los efímeros enamoramientos y la volatilidad del deseo simplemente porque nunca podría soportar ya no verte, no escucharte, no poder acudir al pretexto de contarte algo para disfrutar de tu rostro frente al mío… de esa intimidad sincera que sólo en el amor real, sin feudo, se puede alcanzar…

Que el dolor de perderte lo transite tarde o temprano aquel que elija tu carne, aquel que elija tu exclusiva atención, aquel que elija celar y plantar banderas de mayorazgo…

A mí me sobran estos breves períodos de felicidad, el tesoro de los secretos que me confiás… La alegría que tu alma rebosa al encontrarnos… tus intenciones más inocentes…

Así elegí ligar nuestras almas…

Eternamente

Marcelo Zamora 1 de noviembre de 2015

« Una palabra, una mirada, un mundo... | En mi mundo te estaba esperando »

Espacio patrocinado. ¿Cómo anunciar aquí?