Su sonrisa es un oasis. Formosus Regnum. Marcelo Zamora, Escritos
ContemplarContemplar. Al contemplar recuperamos nuestra esencia perdida y volvemos a lo que somos, porque somos naturaleza...
La bellezaLa belleza. Serie temática sobre diferentes manifestaciones de la belleza
La vida se abre pasoLa vida se abre paso. Serie Temática. A pesar de todo lo que hacemos, la vida sigue avanzando...
EscritosEscritos. Escritos cortos de Marcelo Zamora
Su sonrisa es un oasis en PDF

Series Temáticas » Formosus Regnum » Su sonrisa es un oasis

Su sonrisa es un oasis

Confirmar una vez más que el amor existe. No porque yo sea capaz de tanto… sino por la bella evidencia que es para mí notar las bendiciones que siembran sus pasos

Publicado: miércoles, 17 de agosto de 2016

Su sonrisa es un oasis. Confirmar una vez más que el amor existe. No porque yo sea capaz de tanto… sino por la bella evidencia que es para mí notar las bendiciones que siembran sus pasos

Hay quienes iluminan con palabras, con enseñanzas, con gestos de solidaridad, de misericordia, de compañerismo, de preocupación, de amistad, de cariño, y de tantas formas...

Su don es la sonrisa, y con ella ilumina por donde sea que va...

Fue así que reparé en sus sencillos pasos. Con el llamado de la alegría en sus abrazos, en el calor de sus manos. Con su dedicación a cada pequeño ser que se monta en su regazo.

Sabrá Dios de que hablan. De manera alguna podría intervenir y romper esos momentos mágicos por el sólo afán de saciar mi curiosidad o tal vez mis arranques de incredulidad.

Al hombre la vejez lo hace malo y le cuesta entonces aceptar lo bienaventurado y la mente traiciona buscando peros e indicios que contradigan aquello por lo cual los sentidos se están admirando.

En la teoría es tan sencillo hablar del amor, decir que no existe como otrora asintiera a Sartre o afirmar que si existe como tantas veces busco demostrarlo…

En la teoría es tan sencillo hablar de Dios, decir que no existe como otrora asintiera a Sartre o afirmar y hasta afirmarse en un intento desesperado que si existe como tantas veces vengo intentando…

La vida nos pone siempre por delante tanto que al mirar detrás no sabemos bien como hemos sobrevivido y aún seguimos andando…

Entre tanto infierno que vamos forjando en este mundo que estamos acabando… Las confirmaciones de lo que creo muchas veces son la única almohada donde conseguir algún descanso.

Entre tanta soledad que voy sintiendo en este mundo donde todo lo que creo se va olvidando… Las almas de luz son las únicas que me sujetan a tierra a seguir luchando… luchando contra mis propias miserias, luchando contra el egoísmo humano que nos está devastando…

Entre tanto silencio que se manifiesta en el bochinche constante en que se esconde cada alma para aceptar la alienación y opresión a que es sometida por la cosificación de todo y de todos, hacia un vacío redundante de ocupaciones y una carrera desbocada hacia ningún lado…

Cualquier pausa podría significar una transposición a la lucidez... si aún somos humanos…

Y entre esas pausas mis ojos la han observado… para confirmar una vez más que el amor existe. No porque yo sea capaz de tanto… sino por la bella evidencia que es para mí notar las bendiciones que siembran sus pasos, sus actos, sus sonrisas, sus abrazos, sus caricias que a mí no me han tocado y sus palabras que si bien no he escuchado, los rostros de los que sí lo han hecho me dicen que han de ser increíbles regalos…

Y si, su sonrisa es un oasis… y no digo que sea única, debe de haber algunos cientos de miles con el mismo Amor en su costado… y pienso que solo cabe preguntarse…

¿Hacía donde estamos mirando…?

« Yügen | Suave almohada donde reposar los sueños »

Espacio patrocinado. ¿Cómo anunciar aquí?