Mil horas. La Belleza. Marcelo Zamora, Escritos
ContemplarContemplar. Al contemplar recuperamos nuestra esencia perdida y volvemos a lo que somos, porque somos naturaleza...
La bellezaLa belleza. Serie temática sobre diferentes manifestaciones de la belleza
La vida se abre pasoLa vida se abre paso. Serie Temática. A pesar de todo lo que hacemos, la vida sigue avanzando...
EscritosEscritos. Escritos cortos de Marcelo Zamora

Series Temáticas » La Belleza » Mil horas

Mil horas

Publicado: domingo, 11 de noviembre de 2012

Mil horas.

Y así era el universo en aquel tiempo, cielo e infierno en un mismo lugar, noche y día imprevisibles. Mil horas de inmensidad en un segundo se iban hacia un segundo que duraba mil horas de pequeñez.

A nada se parecería aquel  imperio de exaltaciones, mil noches después vuelven en los sueños esa belleza… y esa pena… esas sonrisas, ese padecimiento…  postales de tiempos indómitos.

Desde esta suave brisa de paz y silencios, ese mundo se ve distante y extraño. Ansiada, buscada, nunca hallada… Siempre sucede lo mismo, el que busca no encuentra pero es descubierto. Y así fueron que sus hermosos trigales se apoyaran en mi hombro…Mil días quizás nuestras sendas me dieron la luz de sus hermosas aguamarinas observándome. Mil años pudieran  pasar pero al recorrer  aquel campo, aquellos caminos, aquellos sueños… aquella ilusión de completud y de ventaja sobre el tiempo… es como si sólo mil segundos me  hubiesen alejado de todo…

Mil días de sombras, el horror del derrumbe, el mutismo de la falta…

Mil rostros después del amor llegaría la madurez, llegaría la descendencia y hasta la felicidad.

Mil cielos sucedidos entre claros y tormentas y vuelve la mudez. Un tremendo absurdo inconveniente…

Mil horas y la certidumbre de una búsqueda desatinada… Mil horas abandonadas… mil búsquedas cerradas… mil días sin ya buscar… nada.

El universo sigue su curso, el Cielo llama nuestros brazos que aún son necesarios…

Mil horas daría por uno sólo de los segundos que en tonterías nos dimos el lujo de perder…

« Sakura celeste | Cuando amanece en el desierto »

Espacio patrocinado. ¿Cómo anunciar aquí?