La vida se abre paso. La Vida se Abre Paso. Marcelo Zamora, Escritos
ContemplarContemplar. Al contemplar recuperamos nuestra esencia perdida y volvemos a lo que somos, porque somos naturaleza...
La bellezaLa belleza. Serie temática sobre diferentes manifestaciones de la belleza
La vida se abre pasoLa vida se abre paso. Serie Temática. A pesar de todo lo que hacemos, la vida sigue avanzando...
EscritosEscritos. Escritos cortos de Marcelo Zamora

Series Temáticas » La Vida se Abre Paso » La vida se abre paso

La vida se abre paso

Publicado: miércoles, 1 de octubre de 2014

La vida se abre paso.

Cuando estamos con más ganas de rendirnos que de seguir insistiendo, tenemos que recordar que la vida se abre paso...

Basta con observar a nuestro alrededor y ver como contra todo pronóstico, se puede florecer aún en medio del desastre.

Debe ser que cuando tenemos la oportunidad de dar, nos olvidamos de la necesidad de recibir… porque cuando vi esa planta luchando con semejante tenacidad pensé que Dios me estaba hablando y que debía dar o compartir el mensaje que estaba recibiendo en el ejemplo de esas flores amarillas enredadas entre alambres y maderos viejos.

Dicen que es así, que cuando uno pide algo, le ha de surgir la oportunidad de darlo…

Así como ha dicho Camus que “No hay destino que no se venza con el desprecio”, sucede con las necesidades, no hay necesidad que no se venza ante la oportunidad de dar eso mismo a otro u otros que lo necesiten mucho más que uno. Y ese otro puede ser uno o miles y ni conocerse quien es en realidad… como si fueran mensajes en una botella… Claro está que siempre tenemos la posibilidad de lamentarnos o de inventar algo nuevo con que consolar a quienes pasan por lo mismo o algo peor. Elegir no lamentarnos y seguir intentando puede ser el salvavidas que venimos reclamando…
Después de todo la vida se trata de esfuerzo y nunca nada es ni gratis ni fácil, al menos nada que valga la pena ha de ser así.

Estas flores amarillas son fruto de mucho tiempo de esfuerzo de una planta que hasta florecer seguramente para cualquier mirada habrá sido indiferente…

Así son los procesos de nuestras vidas, muchos tiempos donde sacrificios y sobreponerse a uno mismo son necesarios si algún día esperamos que alguien pueda ver cuánto hemos hecho o transitado, o si deseamos llegar a alguna parte de ese horizonte que hemos soñado.

Marcelo Zamora, 1 de octubre de 2014

« | La vida, el único fin »

Espacio patrocinado. ¿Cómo anunciar aquí?