La urgencia de reforestar. Reparare. Marcelo Zamora, Escritos
ContemplarContemplar. Al contemplar recuperamos nuestra esencia perdida y volvemos a lo que somos, porque somos naturaleza...
La bellezaLa belleza. Serie temática sobre diferentes manifestaciones de la belleza
La vida se abre pasoLa vida se abre paso. Serie Temática. A pesar de todo lo que hacemos, la vida sigue avanzando...
EscritosEscritos. Escritos cortos de Marcelo Zamora

Series Temáticas » Reparare » La urgencia de reforestar

La urgencia de reforestar

1 millón de hectareas desmontadas en Argentina en 5 años

Publicado: domingo, 3 de mayo de 2015

La urgencia de reforestar. 1 millón de hectareas desmontadas en Argentina en 5 años

Ingenieros forestales siempre manifiestan que la gran dificultad de la re-forestación está en los recursos que demanda. Sembrar plantines de árboles lleva un tiempo y una cantidad de mano de obra humana tan importante que lo que se llega a sembrar en el mismo período de tiempo los desmontes ya lo han destruido antes de completar cada ciclo de siembra. Se pierden unos 26 mil millones de árboles al año, tala, minería, desmontes para emprendimientos inmobiliarios, incendios intencionales como en nuestro sur argentino y desmontes para agricultura y ganadería como en nuestro norte argentino.

El oro verde, la soja, está acelerando la destrucción de los bosques en todo el mundo. Con la soja además de desaparecer los bosques en zonas que nunca fueron útiles para la agricultura, en tierras que siempre fueron útiles para la agricultura, este cultivo causa una disminución de la biomasa del suelo a la mitad en menos de una década según informan estudios de ingeniería agropecuaria. Es decir que tenemos un efecto doble, si tomamos como medida patrón de 100 % el agua de lluvia que es capaz de absorber un bosque nativo intacto, al desparecer este la reducción de absorción es dramática porque además se tiene que tener en cuenta toda el agua que va quedando retenida en el follaje de las hojas.

Si a esto le sumamos que el agua que cae a suelo directo porque ya no hay árboles, cae a un suelo empobrecido por el monocultivo de la soja, una biomasa, el tradicional humus, reducida a la mitad de espesor de lo normal… la absorción se reduce a un porcentaje alarmante, del cual no doy precisión pues no la he podido hallar con datos exactos en ningún estudio pero si he hallado numerosos artículos donde se habla de este problema. A causa de estos factores habrán notado como en pocos años las tormentas se han tornado mucho más violentas en la zona central del país, como las lluvias son más intensas y como los períodos de sequía son más extensos. Aquí en la zona central de Argentina es muy notorio eso y varios estudios del Departamento de Ciencias de la Atmósfera y los Océanos de la UBA indican que se trata del cambio climático pero sobretodo de la creciente deforestación del país. Provincias como Córdoba que en 1905 estaba cubierta un 95 % de bosques hoy sólo alcanza algo menos que el 5 %, y las consecuencias son más que claras. Inundaciones históricas en este principio de año.

Es que los bosques no sólo actúan como esponjas cuando hay lluvias sino que permiten que en el suelo se desarrolle una importante biomasa, la cual absorbe gran parte del agua de lluvia y no solo demora sino que retiene un alto porcentaje de esta. Dramática prueba de esto es como la mayoría de las tierras deforestadas por ejemplo en las zonas cordilleranas son poco útiles para la agricultura pues pierden rápidamente fertilidad y biomasa. Así tenemos que al existir un bosque entre el agua que absorberá el árbol, el cual se activa ante la lluvia y recoge todo lo que su biomasa le permita, a veces pueden según estudios varios cientos de litros… también en el suelo hay una biomasa, vegetación, bacterias, resaca, hongos, animales, insectos que actúa realmente como esponja y que retiene hasta 400 litros más de agua por metro cuadrado, agua que se irá decantando muy lentamente a los cursos de drenaje y que además será en los días de sol evaporada por las hojas de los árboles y por el mismo suelo como transpiración. Todo este proceso, ciclo de agua de bosque o selva, es el responsable del 80 % de las lluvias en Amazonas por ejemplo, y el responsable del 80 % de la humedad de ese lugar también.

Muerta la selva, el 20 % que llega desde el Pacífico o el Atlántico no sería suficiente ni para sostener una estepa… ¿Y cómo nos afecta esto? Muy simple, la humedad modera la temperatura. Parte del calor del sol se consume evaporando agua, es por eso que los desiertos tienen 50 º al mediodía y menos de 10 º en la noche, porque la ausencia de humedad hace que tengamos el clima que existía en la Tierra antes de la existencia de los árboles. Ya vamos entendiendo la importancia entonces de los bosques y selvas, sin ellos la humanidad morirá de hambre, de sed y bajo brutales eventos meteorológicos como los que suceden por ejemplo en el desierto de Australia, donde tras sequías interminables, llegan lluvias que arrasan con todo. Por eso hay fundaciones en todo el mundo que están urgidas de cambiar esto. Porque además hay otro componente más grave aún.

Sin selvas y bosques, no sólo nos inundamos y sufrimos en el mismo lugar sequías que harán inviable cualquier actividad económica humana, sino que además nos iremos ahogando con los gases invernadero, los cuales son respirados por selvas y bosques y convertidos en oxígeno sin el cual morimos sofocados.


Si habiendo leído esto, sos capaz de decirme que no tenés tiempo para estas cosas, nos perjudicamos todos, porque esta situación o se hace presión desde abajo, desde la mayoría de la población hacia los políticos y los grupos económicos que los financian o no cambiará, y si no cambia en los próximos 5 años, puede que no haya más tiempo para cuando nos demos cuenta porque no tengamos donde sembrar, ni agua sin contaminar, o la calidad del aire sea irrespirable.

Es necesario comprender la urgencia que estamos viviendo… el mundo que estamos creando, y los eventos de muertes masivas que se avecinan a causa de no querer participar y ocuparnos como ciudadanos para restablecer el equilibrio que la avaricia de unos pocos viene destruyendo.

Habrá guerras por agua y por comida en breve… y no habrá donde sembrar porque cuando desparezca el amazonas, ya no habrá cosechas en toda Sudamérica por dar un ejemplo directo y que nos atañe…

En nuestro país todo lo que es política ambiental no existe. Se siguen desmontando bosques nativos y extinguiendo especies. En Brasil en segunda vuelta perdió la candidata que proponía salvar el Amazonas y ganó el aparato de corrupción que hoy vemos en la noticias, y todos se agarran la cabeza… pero hay que pensar antes de votar, una vez que están en el poder, los años pasan y el Amazonas como los bosques nativos de toda Sudamérica se reducen cada vez más, y las tierras se empobrecen cada vez más movilizado esto por las ganancias fáciles de la soja o por la necesidad de ganadería en el caso puntual de Amazonas…

La gente se sigue inundando pero parece que la mayoría no logra comprender la relación directa entre deforestación, destrucción de los ambientes, desastres meteorológicos y tragedias humanas…

Organizaciones privadas hacen campañas todo el tiempo, intentan lo imposible porque hay un componente que no está desarrollado en los argentinos, y es la conciencia ambiental. Creo que debería ser una materia en la escuela primaria. Para así albergar alguna esperanza que dentro de 20 años, llegue a algún político la necesidad e hablar de estos temas, será muy tarde tal vez, pero entre nada y esto, capaz que esto ya es algo mejor…

En otros lugares del mundo, afortunadamente, ya no se espera que los políticos hagan algo al respecto excepto raras excepciones como la reforestación de la selva negra alemana que es un éxito increíble, en sólo 10 años haber recuperado gran parte de ese ecosistema.

Reforestar con drones.

Planean sembrar mil millones de árboles

En otros lugares del mundo, los ciudadanos, comprendiendo que negocios y política van contra la vida se han puesto de acuerdo, miles, y toman acciones directas y claras para preservar el planeta, único lugar conocido que tenemos donde vivir….

Una de estas iniciativas es la de la reforestación industrial. Es una respuesta concreta a la deforestación industrial que se ha hecho del mundo… BioCarbon Engineering planea plantar 1000 millones de árboles al año con drones.

La ventaja del dron es el gasto bajo de combustible y la posibilidad de hacer el trabajo de forma serial y económica utilizando la menor cantidad posible de horas hombre para el mismo. Lauren Fletcher sostiene que tras haber estudiado por años como resolver el problema, con esta metodología se puede cambiar el mundo y revertir el efecto invernadero, el cual nos está trayendo tremendos trastornos y nos pone al borde de la extinción a través del cambio climático global.

Fletcher trabajó 20 años para la NASA y es CEO de Biocarbono Engineering , con sede en Oxford, Inglaterra. Con los drones se realizarían todas las tareas, cartografía, planta y controlar el crecimiento de las plántulas. En el aire, los aviones no tripulados hará la asignación precisa de las áreas que necesitan ser replantados, dando lugar a mapas en 3D de imágenes de alta resolución y. A continuación, el dispositivo se utiliza para la siembra de la semilla germinada, que tiene la tasa de absorción de la tierra mucho más alta si se compara con técnicas que son la semilla de seque dispersión en aire. El dron lanza capullos de aire con semillas pre-germinadas.

El sistema es bastante sofisticado. El dron vuela a dos o tres metros sobre el suelo y pone en marcha una especie de capullo que contiene semillas pre-germinadas, cubierta con un hidrogel con nutrientes. El vehículo de aire es capaz de plantar diez semillas por minuto. Fletcher cree que será posible plantar 36.000 plántulas por día. Esta técnica de agricultura de precisión se asegurará la replantación a gran escala. En un último paso, los aviones no tripulados se utilizarán para vigilar las zonas que han sido reforestadas. Esta información ayudará a proporcionar una revisión de la salud del ecosistema a través del tiempo. Desde ya que esta organización requiere de fondos para realizar esta tarea titánica, pero en principio se están limitando a mostrar el proyecto, en probarlo para luego ya lanzarse a la ingente aventura de salvar nuestro mundo.

De funcionar el sistema, estoy seguro que en muchos lugares del mundo, activistas se unirán al proyecto o crearán similares en cada país, ya que será más económico reforestar de esta forma que tratar de concientizar o ganar apoyos de gobiernos que sólo se preocupan de los negocios de los privados que financian sus campañas electorales.

Marcelo Zamora, 3 de mayo de 2015

Más fotos

La urgencia de reforestar. 1 millón de hectareas desmontadas en Argentina en 5 años
La urgencia de reforestar. 1 millón de hectareas desmontadas en Argentina en 5 años
La urgencia de reforestar. 1 millón de hectareas desmontadas en Argentina en 5 años
La urgencia de reforestar. 1 millón de hectareas desmontadas en Argentina en 5 años
La urgencia de reforestar. 1 millón de hectareas desmontadas en Argentina en 5 años

« Ecología no es moda, es una urgencia que no estamos atendiendo... | Extinción de abejas y de humanos »

Espacio patrocinado. ¿Cómo anunciar aquí?