Cuando lo imposible fue normalidad. Formosus Regnum. Marcelo Zamora, Escritos
ContemplarContemplar. Al contemplar recuperamos nuestra esencia perdida y volvemos a lo que somos, porque somos naturaleza...
La bellezaLa belleza. Serie temática sobre diferentes manifestaciones de la belleza
La vida se abre pasoLa vida se abre paso. Serie Temática. A pesar de todo lo que hacemos, la vida sigue avanzando...
EscritosEscritos. Escritos cortos de Marcelo Zamora
Cuando lo imposible fue normalidad en PDF

Series Temáticas » Formosus Regnum » Cuando lo imposible fue normalidad

Cuando lo imposible fue normalidad

Descubrimos NUESTRA ESPERANZA en aquello que AUN éramos capaces de hacer POR OTROS

Publicado: miércoles, 31 de mayo de 2017

Cuando lo imposible fue normalidad. Descubrimos NUESTRA ESPERANZA en aquello que AUN éramos capaces de hacer POR OTROS

No se podría decir de manera alguna que éramos buenos. Nuestro universo se erigía en instintos más que en ideales, valores o creencias…

No se podría decir que fuéramos un ejemplo, más si éramos capaces de hacer lo que muchos evitaban…

Si se podría asegurar sin mentir que éramos ingenuos y absurdos… sobre todo por presuponer que todos harían lo mismo en nuestro lugar.

En definitiva poco importa la causa de aquello más definitivamente es lícito añorar aquel tiempo donde sin saberlo éramos parte de la solución… sin siquiera entender el problema de toda la humanidad…

No hay orgullo en la naturaleza, ni vanidad en lo auténtico. No había teorías a las cuales suscribir, ni ideologías a las cuales defender, ni deidades a las cuales alabar, ni siquiera había una organización racional… A veces, alguna debilidad emocional nos empujaba en nuestra inconciencia a crear puentes y rescates para los que como islas van quedado en la nada, varados… y por los que vivíamos pendientes para retornar la vida a su lugar.

Sin saber que estábamos en el cielo caminábamos entre nubes y celestes intensos… y para nuestros sentidos distorsionados aquello era la plena normalidad… sin por eso dejar de reconocer cuan brutal es el infierno que como humanos hemos sabido crear, alimentar y legitimar…

De alguna manera nuestras mentes habían sido libradas de todo mal… y podíamos vivir en paz…

Alcanzaríamos así la fuente de incontables alegrías… Lo mejor que hayamos hecho de nuestras propias vidas.

Sin saberlo, sin planearlo, sin entenderlo incluso… habíamos logrado algo imposible...

Amar.

Marcelo Zamora, 31 de mayo de 2017

« Sencillos son los placeres del corazón | »

Espacio patrocinado. ¿Cómo anunciar aquí?