Al verla. La Belleza. Marcelo Zamora, Escritos
ContemplarContemplar. Al contemplar recuperamos nuestra esencia perdida y volvemos a lo que somos, porque somos naturaleza...
La bellezaLa belleza. Serie temática sobre diferentes manifestaciones de la belleza
La vida se abre pasoLa vida se abre paso. Serie Temática. A pesar de todo lo que hacemos, la vida sigue avanzando...
EscritosEscritos. Escritos cortos de Marcelo Zamora

Series Temáticas » La Belleza » Al verla

Al verla

Publicado: viernes, 6 de abril de 2012

Cuando imagino como se iluminarán mis ojos al verla…

Cuando sus palabras sinceras y tiernas me invitan a la cercanía con su ser estalla en mi la necesidad de buscarla y desmontar así el universo de las noches calladas.

Cuando tal derroche de ingenuidad se despliega en nuestros encuentros las distancias  de nuestras mentes que nos amenazan… se empequeñecen tanto que desaparecen.

Y entonces se inunda mi existencia de esperanzas al descubrir como juntos nos encargamos de refutar -sin saberlo- todo ese imaginario social acerca de la pérdida de la simplicidad en la adultez... y ese derrumbe de muros de razones estremece el alma hasta el punto más recóndito.

Cuando su optimismo floreciente exige abrazos y su voz dulce me despierta de las pesadillas de la cotidianeidad, desespero por sentir las caricias de sus manos que con un roce dibujan tanto gozo a mis ojos tantas veces tristes...Cuando sin importar cuan tormentosos se vislumbren mis horizontes su sola existencia ilumina mis sueños más profundos, y siento como si mis pies hastiados dejaran la piedra para posarse por un infinito campo de césped intensamente verde y húmedo…

Cuando comprendo que alguna especie de milagro hace posible que cambiemos tan extraordinariamente y de repente… entiendo mi ansiedad por leer sus mensajes, por escuchar su voz…

Cuando la fortuna de unos momentos de lucidez me permiten entender lo que pasa entre nosotros… allí llega a mi conciencia la comprensión del hecho innegable de un encuentro humano donde nuestras vulnerabilidades y nuestras almas se ven transformadas constantemente…

Ante tan poderosas emociones y sensaciones me rindo a la realidad inevitable del amor y descubro que muchas de esas palabrerías inexplicables simulando ser sólo  ideas se hacen tiempo y se hacen soma… y todo lo que sólo volaba en los techos de la razón se revela existiendo en otro lugar… movilizando y transformando todo e inventando en ese viaje maravilloso la realidad ingente de otro encuentro, de otro amor.

Marcelo Zamora, 6 de abril de 2012

« | Cuando amanece en el desierto »

Espacio patrocinado. ¿Cómo anunciar aquí?