Dividir, a eso se dedican los dirigentes. Construcciones conceptuales. Marcelo Zamora, Escritos
ContemplarContemplar. Al contemplar recuperamos nuestra esencia perdida y volvemos a lo que somos, porque somos naturaleza...
La bellezaLa belleza. Serie temática sobre diferentes manifestaciones de la belleza
La vida se abre pasoLa vida se abre paso. Serie Temática. A pesar de todo lo que hacemos, la vida sigue avanzando...
EscritosEscritos. Escritos cortos de Marcelo Zamora

Construcciones conceptuales » Dividir, a eso se dedican los dirigentes

Dividir, a eso se dedican los dirigentes

Para dirigir hacen falta dirigidos, esos que renuncian a la propia voluntad para hacer la del dirigente y para sostener la cohesión hay que aislarlos y dividirlos del resto con toda clase de argumentos…

Publicado: jueves, 19 de octubre de 2017

Dividir, a eso se dedican los dirigentes. Para dirigir hacen falta dirigidos, esos que renuncian a la propia voluntad para hacer la del dirigente y para sostener la cohesión hay que aislarlos y dividirlos del resto con toda clase de argumentos…

"El papel del escritor es inseparable de difíciles deberes. Por definición no puede ponerse al servicio de quienes hacen la historia, sino al servicio de quienes la sufren." Albert Camus. Estocolmo, 1958 en ocasión de recibir el nobel de literatura.

Yo creo que para el mal, no existe obra más excelsa que el fanatismo y toda su brutal ceguera.

El mal sabe que formar bandos es la más eficiente manera de conseguir que una persona haga por completo su obra.

Pienso que para encadenar a alguien lo primero es inundar de odio su corazón haciéndole creer que él es el bueno, el elegido y los demás son lo peor.

Asimismo pienso que para encadenar un pueblo, no hay método más eficiente y certero que propiciar que ellos se odien de tal manera que nunca puedan sostener un diálogo. Tal vez si haya un método mejor aún... ofrecerles líderes que impongan muros de falacias ideológicas entre los bandos... Invenciones de los unos y los otros, de posiciones irreconciliables, de rencores, de grietas, de guerras...

Pienso que cuanto más tonto es uno, con más orgullo defenderá todo el mal pensado o realizado en nombre de ideas nobles o incluso del bien mismo...

Ojalá estas palabras si no hacen pensar, provoquen enojo… algo de dónde agarrarse para librarse de los chupa cerebros que inundan los medios defendiendo intereses del mal y todos sus oficiantes de muerte… convenciendo a inocentes de pelear por causas ausentes que sólo se dicen para enardecer a la gente…

Ojalá tuviese yo la lucidez para enfrentar mi propio mal y poder así ofrecer algún método, alguna respuesta para quienes están dominados en su corazón por el mal que les dirige el corazón y la mente con ideas que de otra manera les serían completamente ajenas e incoherentes.

Marcelo Zamora, 19 de octubre de 2017

« | »

Espacio patrocinado. ¿Cómo anunciar aquí?